Calaveras Mexicanas

Standard
Calaveras Mexicanas

Calaveras Mexicanas

Las calaveritas literarias son una tradición mexicana relacionada al Día de Muertos en la cual mediante versos con rimas se expresan de manera burlesca algunos aspectos de la personalidad o bien defectos de la persona de una forma satírica. Sin embargo a pesar de su amplia difusión actualmente en México, sus orígenes aparecen al final del virreinato.

El surgimiento, en la Época Virreinal

Los escritores mexicanos comenzaron a utilizar a modo de burla los largos y ostentosos nombres y epitafios utilizados por los nobles y poderosos de la época virreinal, realizando su propia versión, la cual por lo general se trataba de una crítica social dedicada a algún miembro del estado burlándose o bien reclamando a la persona hechos en favor de la comunidad.

México Independiente

Las calaveras como medio de expresión fueron reprimidas no solo en sus orígenes sino también durante el siglo XIX, debido a las burlas hechas a los gobernantes que no podían ser dejadas pasar por alto. Es una forma de expresión propia de la época en la cual en los periódicos alrededor del mundo realizaban ya caricaturas a modo de burla de los políticos y miembros de las casas reales debido a sus acciones o bien decisiones políticas. Así México se une de manera especial a la crítica social que marcará las revoluciones de las décadas venideras alrededor del mundo.

Sin embargo es durante el México independiente que estas expresiones literarias cobran más fuerza, siendo publicadas alrededor de 1840 por primera vez en un periódico del país. Es en la segunda mitad del siglo XIX cuando cobran mucha más fuerza y comienzan a hacerse populares entre la población, acostumbrada a la inestabilidad política característica del país en sus primeras décadas de vida.

Es José Guadalupe Posada, un famoso ilustrador mexicano, quien nos da la famosa imagen de la Catrina o la Muerte que conocemos hoy en día, dándole ese toque burlesco propio de las calaveritas, haciendo sus ilustraciones un tradición que aún el día de hoy utilizamos en el día de muertos. Es el quien le da apariencia y vida a la Catrina en el imaginario colectivo mexicano.

Las calaveras en la actualidad

En la actualidad siguen siendo utilizadas y enseñadas a los niños en la instrucción elemental del país, son un legado de las tradiciones mexicanas, que ayudan a expresar sentimientos hacia una persona que en otros contextos probablemente serían difíciles de decir, pero qué mejor excusa que la celebración de Día de Muertos para expresar todo lo que tenemos dentro.

Ejemplos

Los vivos y no tan vivos
No son los muertos los que en dulce calma
viven en sus tumbas frías,
muertos son los que tienen muerta el alma
y viven todavía.
La huesuda en el casino

La huesuda andaba parrandeando en el Casino Royal
donde se encontró al hermano del Presidente Municipal
y por andar vendiendo Permisos, Quesos y Mezcal
se lo llevó directamente al Penal.

A don Pedro

Se fue la calaca sonriente
por Pedro hombre muy trabajador
vendré el año siguiente
lo llevare con todo escoba y trapeador.

La muerte se quiere casar

Está muy triste la muerte
pues no se pudo casar.
Ella no sabe su suerte
el flaco la espera en el altar

La Rosca de Reyes

Standard

LaRoscadeReyes

Si te tocó el muñequito, ¡No te hagas rosca!

La noche del 6 de enero es una tradición compartir la riquísima Rosca de Reyes y acompañarla con un delicioso chocolate caliente. El día de los Reyes Magos es una de las fiestas más importantes de la religión cristiana, porque representa el día en que Jesús se dió a conocer al mundo, así, desde que la iglesia católica reconoció la fecha, se festejaba en grande con una gran merienda, en la cual se partía un pastel o bizcocho, tradición que se conservó durante la Edad Media.

El origen de la rosca.
La rosca es de origen español y cuando los españoles llegaron a México, fue una de las tradiciones religiosas que inculcaron en los pueblos prehispánicos. Las roscas suelen ser redondas, pero en México se le ha dado forma ovalada para que muchos puedan disfrutar de ella. Se le decora con frutos secos como higos, membrillos, cerezas y acitrón. Pero, ¿Por qué la rosca encierra un niñito? Pues bien, antes no era un niñito lo que se escondía, sino un dulce o una haba que se colocaba dentro del pan y se cree que representaba el “esconder” al Niño Dios para protegerlo de Herodes. El problema era que muchos se tragaban el dulce o el haba y ahí se terminaba toda la tradición, por lo que se empezaron a colocar niñitos de pasta, porcelana y ahora plástico.

¡Los tamales en La Candelaria!
Por otro lado, su significado tiene que ver con los ritos que se desarrollan después del nacimiento de un niño y así, quien encuentra al niñito o a los niñitos (porque ahora suelen ser varios), se convierten en padrinos o madrinas y tienen la obligación de hacer una cena con tamales, chocolate o atole el 2 de febrero, y de invitar a todos los que también compartieron la rosca.

El día 6 de enero también se acostumbra “levantar al niño”, es decir, se quita el nacimiento y en muchos lugares el Niño Dios es entregadoa los padrinos que se habían escogido desde Navidad, para que el 2 de febrero, durante la fiesta de la Candelaria, lo vistan elegantemente y según la tradición cristiana, lo lleven a bendecir al templo, como sucedió con Jesús, quien a los 40 días de nacido fue presentado con los sacerdotes.

Partir la rosca se ha hecho tan popular, que no sólo se comparte en los hogares con las familias, sino también en las oficinas, escuelas y otros sitios.

Asi que, si te tocó el muñequito…
¡no te hagas rosca!
…mejor invítanos a comer tamales.